"Una mirada distinta de la realidad, ni mejor ni peor, solo distinta"

El Sitio de Escobar - Prov. de Bs. As. - Argentina


Desde el 12-04-1998
en la red

Menú rápido | ir abajo

"Entre lo histórico y lo actual" | Exclusivo suscriptores

¡Bienvenidos a "Entre lo histórico y lo actual"!

La Lección del Cementerio

El Desafío

En el olvidado pueblo de Santa Mónica, la oscuridad esconde secretos inquietantes. En una noche de verano de los años 60, un grupo de jóvenes decide enfrentar sus miedos en el cementerio local. Lo que comienza como una travesura inocente se convierte en una lección aterradora sobre la valentía, el misterio y el destino. La desaparición inexplicable de uno de ellos, el nerd del grupo, desata una cadena de eventos que marcará para siempre a quienes lo conocieron. Décadas después, la verdad emerge de las sombras, revelando que, a veces, los mayores miedos no están en los cementerios, sino en la crueldad humana.

21 de junio de 2024



Fuente del contenido | @jorgecarusso

En la década de los 60, el pequeño y olvidado pueblo de Santa Mónica se encontraba sumido en una monótona y aburrida tranquilidad. Los días se sucedían sin diferencia, pero las noches tenían un condimento adicional que las hacia atrayente para los jóvenes

Las luces tenues apenas iluminaban las calles principales, mientras que el resto del pueblo se perdía en sombras y sus caminos de tierra se escurrían como serpientes hacia la negrura.
Las noches de verano, con sus brisas cálidas y cielos estrellados, eran el escenario perfecto para que los jóvenes se aventuraran en sus bicicletas, desafiando la monotonía con travesuras que, vistas con el tiempo, eran de una inocencia conmovedora.

La prueba de valor más temida y respetada por ellos era cruzar el cementerio local en la oscuridad.
Una vasta extensión de tumbas antiguas y desatendidas, se alzaba como un testimonio sombrío del pasado del pueblo. Lápidas cubiertas de musgo y maleza emergían como sombras macabras, y el aire estaba impregnado de un olor a tierra húmeda y flores marchitas. Cruzar el cementerio de noche se había convertido en un rito de paso para los adolescentes del pueblo.
El reto consistía en entrar por la entrada principal, un arco de hierro oxidado cubierto de enredaderas, y atravesar todo el terreno hasta la salida trasera, un sencillo alambrado por el que los trabajadores accedían durante el día.

Cuanto más oscura la noche, mas puntaje para el osado. En el interior del predio, unas dos hectáreas, estaba iluminado tan solo por algunas pocas farolas amarillentas cuya luz se limitaba a los pasillos principales.
Raúl, un joven brillante y solitario, cuyo aspecto frágil y su amor por los libros lo habían convertido en el blanco perfecto de las burlas de sus compañeros, nunca había aceptado participar en este desafío. Para él, cruzar el cementerio no era más que una tontería sin sentido, propia de mentes ignorantes. Esta actitud no hacía más que aumentar la hostilidad del grupo hacia él. Lo llamaban "el cerebrito cobarde", lo empujaban y se reían de su temor.
Una noche, harto de las burlas y decidido a demostrar que no tenía miedo, Raúl les dijo: "Si quieren, el viernes por la noche cruzo el cementerio".

El grupo, emocionado por la posibilidad de ver a Raúl enfrentarse a sus peores miedos, se reunió la noche del viernes, armado con linternas y un nerviosismo contagioso. Dos se quedaron en la entrada, bajo el arco de hierro, para asegurarse de que Raúl realmente entrara, mientras los otros dos se apostaron en la salida, listos para certificar su valor. El aire estaba cargado de tensión y el silencio del cementerio era casi palpable. Las sombras danzaban alrededor de las lápidas, y el viento susurraba entre las ramas de los árboles, creando un ambiente de inquietud.

Raúl llegó a la entrada, con una linterna en la mano y una expresión de determinación en su rostro. Cruzó la puerta del cementerio y desapareció entre las sombras. Pasaron diez minutos, luego veinte, y Raúl no aparecía por la salida. Preocupados, los jóvenes de la entrada se unieron a los que esperaban en el fondo, recorriendo el perímetro y buscando entre las tumbas.
La luz de sus linternas apenas perforaba la oscuridad, y el miedo se apoderaba de ellos. Finalmente, tras más de una hora de búsqueda infructuosa, decidieron abandonar el cementerio. Se reunieron en la plaza del pueblo, con el corazón pesado y el rostro pálido, y juraron no hablar más del asunto. Raúl había desaparecido sin dejar rastro.

Nunca más lo volvieron a ver.

Los días se convirtieron en semanas, y las semanas en años. Los jóvenes del grupo crecieron y se convirtieron en adultos, pero el recuerdo de esa noche permaneció, un espectro que los perseguía en sueños y en sus momentos de soledad.


El cementerio, con sus lápidas inclinadas y su aire de desolación, se convirtió en un lugar de misterio y miedo. Ninguno de ellos podía pasar por allí sin sentir un escalofrío recorriéndoles la espalda y la pregunta, siempre latente, de qué le había pasado a Raúl.

Décadas después, Walter, uno de los jóvenes del grupo, se dirigió a la comuna para realizar un trámite. Mientras esperaba en un pasillo, vio una figura que le resultaba vagamente familiar. "¡Raulito!", exclamó. Su voz resonando con una mezcla de sorpresa y alivio. La figura se giró y le sonrió. "¡Walter!", respondió Raúl, con un brillo travieso en sus ojos. "
¿Qué te pasó? No te vimos más desde aquella noche en el cementerio", preguntó Walter, incrédulo y curioso.

Raúl sonrió con serenidad y le explicó: "Nada me pasó en el cementerio. Sabía que al día siguiente nos mudábamos a Australia, y decidí darles una lección. Me escondí detrás de una tumba y luego volví a casa por otro camino. Al día siguiente, partimos rumbo a Sídney. Mis padres murieron recientemente, y he vuelto para dividir bienes con mis primos. Estoy bien, Walter. Solo quería que vieran que a veces los miedos no son más que ilusiones".

Walter se quedó inmóvil, asimilando la verdad. La lección de Raúl había sido una dura pero necesaria enseñanza. Las burlas, el hostigamiento, todo había sido en vano. La verdadera valentía no estaba en cruzar un cementerio oscuro, sino en enfrentar los propios prejuicios y temores. Raúl, el nerd del grupo, había demostrado que los verdaderos cobardes eran aquellos que se dejaban llevar por el miedo y la ignorancia.

A medida que Raúl se alejaba, Walter reflexionó sobre las lecciones que la vida nos da sin que se las pidamos. El miedo y la crueldad pueden marcar nuestras vidas de formas profundas, pero la verdad y la valentía siempre encuentran una manera de salir a la luz. El encuentro con Raúl le mostró que los mayores desafíos no están en los lugares oscuros y tenebrosos, sino en la capacidad de ser fiel a uno mismo y enfrentar la vida con dignidad y coraje.

La historia de Raúl es un recordatorio que las verdaderas pruebas de valor no están en los desafíos físicos, sino en la capacidad de enfrentar la crueldad y la ignorancia con integridad. Los acosadores, que se escondían tras sus burlas y risas, descubrieron que su mayor lección no estaba en un cementerio oscuro, sino en su propia falta de empatía y comprensión. La vida, con sus giros inesperados, nos enseña que el verdadero coraje está en los lugares menos esperados.



Del mismo autor

"Tía Sally y los Hombres de Paja"

Descubre el ingenioso plan de Tía Sally para salvar su ciudad sitiada. Una historia de astucia, coraje y victoria contra todas las adversidades. ¿Podrán los tontos convertirse en sabios y aprender la verdadera lección del poder de la creatividad? Sumérgete en esta emocionante narrativa y déjate llevar por la magia de la estrategia y la valentía.
El Francotirador: Cuando la guerra justifica los excesos

En medio del caos de la guerra, un francotirador se enfrenta a una decisión imposible: disparar contra un niño enemigo. ¿Qué sucede cuando la moral se enfrenta al deber militar? Descúbrelo en este relato que desafía los límites de la ética en el campo de batalla. Una historia que plantea preguntas incómodas sobre la naturaleza humana y el costo de la guerra.
"La noche que no dormí": La conquista de la luna

Cuando el hombre puso el pie, por primera vez en la luna, no solo realizó la hazaña más grande de la historia, sino que al mismo tiempo nos confirmó como real algo que hasta minutos antes y por miles de años, solo fue una imagen que colgaba del cielo.
"El Camino de las Luciérnagas"

En una aldea resignada a su inevitable desaparición, un joven, descontento con su presente y futuro incierto, se ve intrigado por un fenómeno peculiar que ocurre solo una vez al año: el destello de las luciérnagas. Los jóvenes abandonan la aldea en busca de oportunidades, dejando atrás un lugar destinado a la extinción.
El Misterio del barrio Hampstead: La Sra. Neelis y el Polizón

Recorre las misteriosas calles adoquinadas de Hampstead, donde la tranquila vida de la Sra. Neelis se ve envuelta en un intrigante drama policial que desencadena eventos inesperados. ¿Qué secretos ocultan las antiguas casas de ladrillo rojizo y las sombrías callejuelas de este pintoresco barrio londinense?
El Arte del Miedo: Entre la Herrería y la Aldea

En el reino de desigualdades, el herrero forja no solo espadas, sino un manto de temor que lo rodea. Mientras la aldea clama por protección y el rey ignora sus súplicas, una verdad inquietante se revela: la fragilidad de la seguridad se entreteje entre la luz de la forja y las sombras de la aldea.
"La Aldea de Pescadores y la Fogata de los Pedidos"

En una aldea de pescadores, la prosperidad era un regalo divino que todos agradecían. La pesca era abundante, los árboles generosos proporcionaban madera de calidad, la tierra daba frutos y la salud y la alegría reinaban entre los habitantes. Anualmente, los aldeanos ascendían a la montaña para celebrar esta dicha en un claro, donde encendían una gran fogata.
El Bar de Alexander: Sálvate a ti mismo

Existen historias que, aunque parezcan increíbles para quienes no las han vivido, son profundamente reales para aquellos que las protagonizan. Tal es el caso de Tom Paris, un hombre cuya vida estuvo marcada por una disyuntiva aparentemente trivial pero con consecuencias profundas: cruzar o no cruzar la calle.
"Aurora Dorada": "El Sitial de la Eternidad"

"En el geriátrico 'Aurora Dorada', un anciano solitario mira hacia el horizonte, condenado a una eternidad de soledad. ¿Quién es este hombre que desafió a la muerte y quedó atrapado en un sitial, testigo silencioso del paso del tiempo? Descubre la impactante historia detrás del millonario que buscó la inmortalidad y encontró la eterna contemplación."
... y muchas narrativas mas

 


También te puede interesar

 



ACERCA DE ENTRE LO HISTORICO Y LO ACTUAL

En el vasto océano del tiempo, donde las olas del pasado se entrelazan con las corrientes del presente, emerge un rincón donde las historias cobran vida propia.

Seguir leyendo...

 

Recomendación

Las historias narradas en esta columna son producto de la imaginación del autor y, en ocasiones, pueden estar basadas en eventos reales o inspiradas en situaciones de la vida cotidiana.

Si bien se han tomado ciertas libertades creativas para construir los relatos, es importante destacar que cualquier parecido con personas reales, vivas o fallecidas, o con eventos que hayan ocurrido o puedan ocurrir, es pura coincidencia.

Además, el autor utiliza recursos gramaticales no convencionales con el objetivo de lograr efectos específicos sobre el lector, explorando distintas técnicas narrativas para transmitir emociones, generar atmósferas o crear suspenso. Por lo tanto, la experiencia de lectura puede variar según la interpretación individual de cada uno.

Se advierte que el contenido de esta narrativa puede ser impactante, sorprendente o incluso perturbador. Por ello, se recomienda la discreción del lector y se lee bajo su propio riesgo.

Sin embargo, también se lo invita a sumergirse en las páginas de estas historias con mente abierta y disposición para explorar nuevos mundos, descubrir emociones y reflexionar sobre la naturaleza humana y el universo que nos rodea.

¡Que disfrutes de la lectura!


Seguinos | Recomendanos | Publicita con nosotros | Registrate

Si crees que nuestro medio contribuye a la difusión constructiva, al crecimiento social en base a una comunicación honesta y a la concordia más que a la discordia... te invitamos a que nos compartas en tus redes sociales favoritas.
compartir esta nota en tus redes: Twitter | Facebook

© Prohibida su reproducción sin la autorización de los autoresintelectuales. Los artículos publicados en la columna de opinión son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de los editores de este portal. DECLARADO: de interés Municipal - dec. 462/99 - de interés Legislativo - Resolución 1728/19 - (c) Hecho el deposito que establece la ley Nº 11723 - RNPI Nº 915167 / 2011

Turismo
Historia local
Cultura
Plano
El Municipio
H. C. D.
Salud
Publicidad
Turnos

| Condiciones Generales de Uso | Preguntas frecuentes (FAQ) |
Ver. 3.0- 2019